Judaismo Moderno

La historia del pensamiento intelectual

judío: del siglo XVI al XXI

(basado en las publicaciones sobre Modernidad Judía del Prof. David Ruderman para “The Teaching Company”)

ORDEN DE LAS PUBLICACIONES PRESENTADAS

  1. INTRODUCCION AL JUDAISMO MODERNO (descargar mp3)
  2. LA MODERNIDAD JUDIA (descargar mp3)
  3. TRANSFORMACION CULTURAL EN EL GHETTO ITALIANO (descargar mp3)
  4. EL IMPACTO DE LA IMPRENTA EN LA MODERNIDAD JUDIA (descargar mp3)
  5. JUDIOS CONVERSOS, MARRANOS Y MESIANICOS EN EL SIGLO XVII (descargar mp3)
  6. EL DESAFIO DE BARUJ SPINOZA (descargar mp3)
  7. MOISES MENDELSOHN Y SU GENERACION (descargar mp3)
  8. LA CIENCIA DEL JUDAISMO (descargar mp3)
  9. LA HISTORIA JUDIA SEGUN GRAETZ (descargar mp3)
  10. EL JUDAISMO REFORMISTA (descargar mp3)
  11. EL JUDAISMO ORTODOXO (descargar mp3)
  12. EL JUDAISMO CONSERVADOR (descargar mp3)
  13. LUZZATO: ¿ISRAEL O GRECIA? (descargar mp3)
  14. EL SIONISMO JUDIO (descargar mp3)
  15. 3 VISIONES SIONISTAS (descargar mp3)
  16. EL SOCIALISMO JUDIO (descargar mp3)
  17. SIGLO XX: RELIGION, FE Y RAZON (descargar mp3)
  18. LEO BAECK: MISTERIO Y MANDAMIENTO – MISTICISMO Y ETICA (descargar mp3)
  19. MARTIN BUBER: EXISTENCIALISMO RELIGIOSO (descargar mp3)
  20. LA LEY JUDIA EN LA MODERNIDAD (descargar mp3)
  21. EL JUDAISMO RECONSTRUCCIONISTA: CIVILIZACION, NACIONALIDAD, RELIGION Y CIENCIA (descargar mp3)
  22. ABRAHAM HESCHEL: MISTICO Y ACTIVISTA SOCIAL (descargar mp3)
  23. RESPUESTAS JUDIAS AL HOLOCAUSTO NAZI (descargar mp3)
  24. FEMINISMO, TEOLOGIA FEMINISTA Y EL ROL DE LA MUJER JUDIA EN LA MODERNIDAD (descargar mp3)
  25. EL JUDAISMO HOY: TENDENCIAS Y PROBLEMATICAS EN EL SIGLO XXI (descargar mp3)

Esta serie de publicaciones presentan el pensamiento de lo mas influyentes pensadores judíos a los desafíos enfrentados por los judíos debidos a los cambios del mundo moderno con respecto al mundo medieval.

Dios. Tora. Israel.

Estos tres conceptos: las creencias personales (Dios), el sentido de los actos rituales judíos (Tora) y el propósito de la continuación de la existencia judía (Israel) han sido el foco principal del pensamiento judío a través de la historia.

Pero en los últimos 400 años los pensadores judíos han sido desafiados con cambios inesperados históricamente:

  • En un mundo marcado por el odio y el sufrimiento moderno-especialmente para los judíos- ¿era concebible todavía la existencia de un Dios reconfortante y todopoderoso?
  • ¿Cuál era el propósito y sentido de las practicas judías (las mitzvot o mandamientos) dado el creciente número de judíos que comenzaban a poner mayor valor en su propia autonomía?
  • ¿Podían los judíos seguir justificando las noción de “pueblo elegido” en una sociedad en la que la integración y la participación total con el resto de la humanidad se había convertido en la norma?

Estas publicaciones presentan las variadas formas en las que un pequeño grupo de pensadores intentó responder a estos desafíos. Estos hombres, y en los últimos años también mujeres, han reflexionado profundamente en la relevancia de los textos judíos y las tradiciones judías dentro del contexto de un nuevo mundo que ahora es secular, capitalista, industrial, racional, universal, globalizado y se encuentra definido por los nuevos estados-nación, sus instituciones y las constituciones de los países modernos tal cual los conocemos en la actualidad. Un mundo completamente opuesto al medieval.

Diferentes Rutas hacia un Mismo Objetivo

A pesar que sus aproximaciones y soluciones diferían, todos estos pensadores compartían un objetivo en común: proveer de continuidad, fe, sentido, identidad y pertenencia para los judíos del nuevo mundo moderno.

A través de estas publicaciones vamos a poder observar la tradición intelectual judía a través de la cual el propio judaísmo es analizado, repensado y reformulado frente a los nuevos desafíos de la modernidad.

Este proceso de intentar preservar el carácter esencial del judaísmo mientras se trata de ajustarlo y acomodarlo al mundo moderno ha mantenido al judaísmo como algo vital, vibrante y dinámico en lugar de fijo, inerte y estático.

Estas publicaciones pueden servir como una forma de introducirse en un nuevo y rico cuerpo de pensadores y pensamientos debido a que hasta hace poco la historia intelectual judía, a pesar de ser una parte integral de la cultura Occidental, no ha sido revisada por el mundo académico general hasta el siglo XX.

El Desafío devastador de Spinoza

La figura central de todas estas publicaciones es mundialmente reconocido: el prominente filósofo Baruj Spinoza (1632-1677).

El impacto de Spinoza es tan significativo que podríamos decir que la modernidad judía representa una serie de respuestas a su pensamiento.

Spinoza recibió una educación rabínica tradicional pero rompió con las prácticas judías luego de la muerte de su padre. Spinoza nació en Amsterdam  dentro una familia de judíos conversos que venían de España y Portugal. Amsterdam era en el tiempo de Spinoza una ciudad en la que ambos, judíos y cristianos, vivían en una atmósfera cada vez mas tolerante y secular.

En su libro el “Tratado Teológico Político” publicado en forma anónima en 1670, Spinoza se convirtió en el primer judío en romper con la tradición medieval judía desposada por Maimonides (1132-1204).

El quiebre con la Tradición

Spinoza se enfrentó a la creencia de Maimonides quien decía que la razón y la fe podían ser reconciliadas. Debido a que los textos bíblicos habían sido inspirados por Dios, según la aproximación judía tradicional, los mismos poseían un carácter super-natural. Spinoza fue el primero en manifestar claramente que dichos textos podían ser leídos e interpretados a través de la fe o la razón, pero no por ambos al mismo tiempo.

Si uno elegía la razón, entonces la Biblia no podía haber sido inspirada por Dios sino que era un documento creado por el Hombre. Spinoza era el primero en argumentar que la Biblia es la Biblia y la racionalidad es la racionalidad y no debíamos mezclarlas porque era un absurdo.

El problema que Spinoza había descubierto era que los judíos antiguos y medievales partían con ciertos presupuestos que no podían ser contradichos. Pero para Spinoza la racionalidad iba a donde sea que uno la llevaba. El problema era que si de antemano uno decidía qué debía la racionalidad decir o a dónde debía llevarnos uno estaba limitando esa racionalidad. Para Spinoza la racionalidad no debía ser una sirvienta de la Tora. Para Spinoza La Verdad se encontraba donde sea que el filósofo y el pensamiento la llevaba y por lo tanto debía permitirse a la mente humana “alcanzar La Verdad fuera de los dogmas y los presupuestos históricos heredados ya que la libertad del pensamiento era la acción mas sagrada”. Por el contrario a este argumento, si uno partía con los dogmas y presupuestos históricos heredados (aquello que los judíos medievales definían como “tradición”) uno ya sabía donde iba a terminar. En otras palabras, si antes de empezar a investigar, indagar o estudiar uno su fe y su tradición, uno ya sabía cual era la Verdad que debía alcanzar, uno iba a terminar llegando a las conclusiones que uno esperaba. Para Spinoza eso no era un estudio honesto o sincero sino tendencioso.

Este argumento fue devastador para la cuestión sobre la identidad y la pertenencia judía. Este argumento negaba a Dios, la Tora e Israel, negado cualquier racionalidad a los judíos de creerse a si mismo como el “pueblo elegido”, de observar las leyes rituales (las mitzvot o mandamientos) o de aceptar la autoridad rabínica.

La crítica de Spinoza dejaba al descubierto la contradicción entre los valores comunitarios judíos y los valores del mundo liberal moderno. Spinoza fue el primero en articular la pregunta fundamental que continua siendo relevante hasta nuestros días: ¿es posible ser un verdadero hombre moderno y a la vez un judío tradicional?

Tres respuestas: Internos, Externos y Rechazadores

En nuestras publicaciones consideraremos el pensamiento moderno judío en referencia a dos temas principales:

  • Las respuestas a Spinoza y su ataque sobre la viabilidad del judaísmo en la modernidad.
  • El cambio en referencia a cómo los judíos van a definir su ser judío y su fe. En la Edad Media el judío definía su ser judío en relación a su relación con Dios. En la modernidad el juez sobre quién es o qué es un judío paso a ser el mundo no-judío.

En la modernidad, proveer de una racionalidad al porque seguir siendo judíos en un mundo no-judío se convirtió en un tema central y problemático para los judíos.

Dados estos dos temas principales presentaremos diferentes pensadores de acuerdo a tres posturas distintas en cuanto a los desafíos de la modernidad:

  • Internos: judíos que quieren seguir practicado el judaísmo pero creen que el mismo debe ser alterado de su estado anacrónico medieval para poder encajar en los nuevos ideales de la modernidad que son completamente distintos al mundo medieval. El problema es cómo lograr esto y al mismo tiempo preservar la creencia en que el judaísmo es algo único o particular.
  • Externos: judíos que creen que en este nuevo mundo moderno ya no hay lugar para el judaísmo y sus particularidades. Los judíos deben esencialmente superar su particularismo y crear algo que pueda ser compartido por todos los seres humanos. Las filosofías o pensamientos de Spinoza, Karl Marx y Sigmund Freud podrían ser incluidas en esta categoría.
  • Rechazadores: judíos que quieren mantener las creencias tradicionales y las “costumbres pre-modernas” y rechazar mezclarse con el mundo occidental moderno y su cultura. Si bien algo casi imposible de realizar y en algún punto hasta paradójico, estos judíos eligen un punto de referencia geográfico e histórico y se visten y comen alimentos de ese punto de referencia no siendo necesariamente algo que remita a un judaísmo medieval sino a otra forma de respuesta a los desafíos de la modernidad.

La mayoría de los pensadores presentados en estas publicaciones son internos que “luchan” por crear un balance de adaptación entre el judaísmo y el mundo contemporáneo. Cada uno de estos pensadores debe enfrentarse a problemas relacionados con las nociones de Dios, Tora e Israel, incluyendo:

  • La Ley Judía: esto ha sido un tema central el pensamiento judío moderno. En su libro Jerusalem (1738) Moisés Mendelssohn enfatiza la distinción entre mandamientos morales y mandamientos rituales, pero insiste en que ambos son de carácter obligatorio para los judíos. Los pensadores subsecuentes enfatizaran la moral por encima del ritual, declarando que lo primero es eterno mientras que lo segundo esta sujeto a cambios debido a los desafíos que surgen naturalmente en el devenir histórico.
  • Comparaciones con el Cristianismo: viviendo en una sociedad predominantemente cristiana, muchos judíos reflexionaron en los méritos relativos de ambas religiones. Algunos construyeron argumentos racionales que mostraban la superioridad del judaísmo por sobre el cristianismo. Immanuel Wolf declaro su creencia que el judaísmo era inferior diciendo que “el mismo debía elevarse al nivel de la ciencia”.
  • Particularidad: resultaba importante para los judíos retener ese estatus de “pueblo elegido”. Ciertos pensadores articularon filosofías como “la misión de Israel” y enfatizaron la moral y las virtudes racionales del judaísmo en un esfuerzo por preservar su carácter de algo único en el mundo.

Estas publicaciones ubican teorías históricas y practicas religiosas bajo una renovada visión. Nos encontraremos con grandes pensadores quienes encarnaron estilos de vida y filosofías difíciles de categorizar pero generalmente originales y provocativas.

Considerando la Shoá y la situación actual

Las últimas publicaciones examinarán el impacto de la Shoá o el mal llamado Holocausto, como así también las contribuciones realizadas por las mujeres judías en la modernidad y las ultimas corrientes del pensamiento judío hasta la actualidad.

Los pensadores judíos no escribieron extensamente sobre la Shoá hasta 1960. El impacto fue tan grande que la respuesta mas apropiada fue el silencio.

Las mujeres intelectuales judías en los últimos 40 años han desafiado la naturaleza patriarcal del judaísmo reclamando mayor participación en el estudio y las practicas rituales e incluso la creación de un discurso que si bien puede considerarse antropomórfico y metafórico siempre se remite a Dios o lo incomprensible por el hombre en términos masculinos como Él, Señor, Padre o Rey.

  • Judith Plaskow ha argumentado y ha hecho notar que en la tradición judía las mujeres no han sido tenidas en cuenta a través de la historia ni son mencionadas o valoradas en las escrituras bíblicas ni rabínicas. Ella ha manifestado que el argumento que las mujeres son mas sagradas que los hombres para la tradición judía es una forma de relegarlas y no permitirles sumar sus propias voces a una tradición netamente masculina.
  • Raquel Adler argumenta que el compromiso judío por la justicia social y los valores judíos necesitan ser contemplados en relación a la desigualdad ritual de las mujeres en relación a su participación en las plegarias dentro de un marco de rezo estrictamente masculino en el que la mujer permanece relegada de acercarse a la Tora o formar parte de ciertos rituales debido a su genero.

Completaremos esta serie de publicaciones con una evaluación final sobre las corrientes actuales del pensamiento judío y reflexionaremos sobre un argumento que ha sido debatido en los últimos años sobre si todos estos pensamientos continúan siendo relevantes para los judíos en la actualidad.

Es mi anhelo que a través de estas publicaciones el pensamiento judío se mantenga como algo relevante que no solo hacen los intelectuales. Que podamos desarrollar una capacidad crítica y responsable con argumentos serios sobre el pasado, el presente y el futuro judío. Es todo esto una necesidad esencial en la vida judía. Representa el esfuerzo sincero de tratar de encontrar sentido y esperanza en un mundo lleno de incertidumbres.